-¿Por qué no grabas tu programa en el TiVo?
-Se estropeó, estamos viendo la tele en vivo, como animales!

Christine Campbell (The New Adventures of Old Christine)

miércoles, 29 de abril de 2009

Reproducir lo malo (otra vez)

Parece que no siempre se aprende de los errores del pasado, he visto el final de temporada de Californication y he de decir que me ha dejado sumamente indiferente, tal como el final de la primera temporada, principalmente porque siento que vuelven a repetir lo que pasó en la season finale anterior donde todos nos quedamos con mal sabor de boca a pesar de que el protagonista era feliz, parecía más que disfrutabamos de su condición de hombre que probaba mujer tras mujer pero que solo pertenecía a una, y con esto digo que me gustaba mucho más en su papel de aventura con todas las mujeres de California, aunque los guionistas optaron por el final feliz, dejandonos con la boca bien abierta y pensando que la habían regado y muy feo.
Pues al iniciar la segunda temporada, la empiezo a ver y no me desagrada, de hecho a pesar de perder cierto lustre del primer curso, la serie mantiene su espirítu de sexo, drogas y más Hank Moody, a pesar de que la gran fantasía de nuestro escritor preferido se había cumplido, afortunadamente llegó el dolor de cabeza de Mia para volver donde debería estar, alejado de Karen.

Pero tal vez el acierto que seguramente salvo un navío que al avanzar los episodios se iba más a pique, principalmente porque con todo y sus investigaciones de Hank nunca supimos nada de Lew en reali
dad, fue justamente el rockero, además de las excentricidades de Marcy y Charlie con su incursión en el porno que parece no haber sido tan estúpida como parecía.
La serie tenía un brillo interesante en los capítulos centrales, pero cuando se dirigía al final de la temporada parecía que iba bajando peligrosamente de nivel, aunque hubo momentos muy buenos como el penúltimo episodio de la temporada, en la fiesta donde ya saben que pasó con el anfitrión. De hecho, creo que no me ha disgutado tanto ese pequeño pero notorio bajón así como fue un final de lo más inverosímil e insípido, por fin se deshicieron de esa piedra enorme que representa Karen, pero no me creo
que se haya querido quedar en L. A. nada más porque le dio la gana o porque Becca tiene que estar con el odioso de su novio (tal para cual), además de que en cierta forma pasó con la actriz del porno, lo mismo que con Nathan en el final del tercer volumen de Héroes, de repente cambió de parecer y dejó de amar a Charlie, no cambia mucho el panorama porque si quitarámos casi todo la segunda temporada y dejar el final de temporada, estamos donde nos dejó el primer season finale, con Becca y Hank viviendo solos (otra vez), aunque esta vez con Karen definitivamente muy lejos.
En conclusión a mi me ha parecido decepcionante, espero que con esos muchísimos fichajes y esa reencontrada inspiración de Hank sirva para que el tercer año de Californication tenga un buen sabor de boca.
Nos vemos en el verano Moody!
(Repito la imagen porque los guionistas nos hicieron lo mismo, a mi parecer)