-¿Por qué no grabas tu programa en el TiVo?
-Se estropeó, estamos viendo la tele en vivo, como animales!

Christine Campbell (The New Adventures of Old Christine)

miércoles, 8 de abril de 2009

Mejorar para empeorar


Al concluir una serie bastante estimada o aclamada por el público uno se pregunta donde terminarán los actores que se hicieron famosos o que ya lo eran pero que maximizaron su fama a la enésima potencia por su aparición en esa serie, algunos logran mantenerse otros, sin embargo sufren, en una opinión personal, un exceso de confianza, tal vez dejan de trabajar por un tiempo y se oxidan o tal vez su fama solo era un espejismo.
Lo que más se me viene a la mente de estos ejemplos son los chicos de The OC, cuando llegaron a nuestras vidas eran unos desconocidos absolutos, bastante bonitos pero hasta la fecha sin darse a conocer, pues tras el paso por la serie que de alguna manera representó el renacimiento de las series teen, al final precipitado de la serie, de su fama, sus portadas, sus fiestas y hasta sus excesos, solo queda el recuerdo porque al finalizar la serie, o mejor dicho desde antes empiezan a ser olvidados como todo.
Adam Brody puede que sea el que no se puede decir que mejoró, pero al menos se mantuvo con películas bastante simplonas y olvidables, Benjamin McKenzie tal vez fue uno de los que más se alejó del medio porque a pesar de sus bastante fugaces apariciones en películas, han sido tan anécdoticas que nadie puede decir que le ha ido bien aunque parece que se regresa a donde mejor sabe, la televisión con otro procedimental (valgame Dios), llamado Southland.
Rachel Bilson hacía un personaje más bien muy secundario que yo recuerde y el éxito a venido a cuenta gotas, me parece que ha aparecido en Chuck pero nada de nada, aunque tal vez la más escándalosa haya sido Mischa Barton que ha hecho películas desconocidas, de muy poco éxito pero al igual que McKenzie ha sido regresada a la TV.

Para un súper éxito de audiencias como Friends, sus actores no tuvieron el éxito esperado en sus carreras después del final de la serie, tal vez la que goza más de este es Jennifer Aniston, en parte por ser el punto de mirada de millones que la apoyaron durante su divorcio del increíblemente aun sex-symbol Brad Pitt, ahora se la vive de comedia en comedia y por ahí cierto cariz con el aparatito que le dio fama, Lisa Kudrow dio un poco más de prioridad a su familia pero todavía se deja ver en comedias más que nada churros, Matthew Perry hizo Studio 60 y recientemente ha dejado de salir. Courteney Cox no hace falta mencionar que ha tenido pocos éxitos, de firmar un contrato con Disney ha hecho de algunas películas infantiles, un experimento bastante pobre como Dirt y una próxima comedia que quiere relanzarse como la antigua estrella que fue.

Y así se me puede ir la vida en ejemplos (Dylan McDermott, Jerry Seinfeld, Lauren Ambrose, etc.)
Otros sin embargo se han ido no por la puerta grande porque no hayan querido sino que alimentaban sus deseos como es el caso de Lauren Graham y James Gandolfini, que después de haber hecho papelones en respectivas series terminaron en teatro. Mientras que algunos como Michael C. Hall o Rachel Grifitths se mantuvieron en la cima, ambos con sendas nominaciones a los Emmy y en simpatía de la crítica.

¿Qué dirá el destino para Marcia Cross o Sandra Oh? ¿Habrá miel sobre hojuelas en el futuro de Terry O´Quinn?, ¿Jon Hamm se aprovechará de su valía como el nuevo guapo de Hollywood para convertirse en una inmensa estrella?, todo depende de ellos mismos.

2 comentarios:

Moltisanti dijo...

Interesante!!! A mí este tema me ineteresa, no me digas porque pero me interesa.

Últimamente solo veo a actores de The Wire en otros proyectos, es como una plaga xD

dsm dijo...

pues no creo que se quieran quedar sin trabajar y mas en estos tiempos