-¿Por qué no grabas tu programa en el TiVo?
-Se estropeó, estamos viendo la tele en vivo, como animales!

Christine Campbell (The New Adventures of Old Christine)

sábado, 8 de noviembre de 2008

Lo bueno siempre es díficil


Casi siempre lo mejor es por lo regular lo más díficil, de tener, de comprender, esto me pasó con Mad Men, serie que como muchos saben fue ganadora a Mejor Drama en los anteriores Emmy.

Cuando empecé con la serie no sabía muy bien que era lo grandioso de un grupo de publicistas (aparte de estar en inicios de los 60), pero Mad Men es mucho más que eso, ya que es en esa época cuando empieza una revolución de ideas y pensamientos, más que la historia de Sterling Cooper (la agencia), la serie muestra muchas cosas, como la satisfacción sexual de las mujeres sin el hombre, la homosexualidad, la infidelidad, etc.

Lo cierto es que la serie también se basa en Donald Draper, exitoso publicista pero lleno de secretos, y es cuando poco a poco empezamos a descubrir más sobre el sombrío pasado del publicista más codiciado de Nueva York. Draper es un infiel, creativo, misterioso y cerrado hombre y es por ello que es muy poco conocido por los que trabajan con él, de hecho el unico que lo conoce "un poco más" que los demás es Roger Sterling, dueño de la agencia e intímo amigo de Don.

Poco a poco vamos recibiendo dosis de información de este misterioso hombre, esto después de que su hermano menor contactara con él. Al final de la primera temporada nosotros vemos la evolución de Don que tuvo durante toda su temporada.

El grupo de publicistas que trabajan en Sterling Cooper son hombres bastante mujeriegos, machistas, racistas y adictos (nunca dejan de fumar o beber) y el que más destaca es Peter Campbell, un joven publicista que busca a toda costa subir en jerarquía dentro de la empresa, casado pero que engaña a su mujer con la secretaria de Draper, Peggy Olsen, una chica que se diferencia de las demás porque es una mujer libre, inteligente y es la primera publicista (junior) en la empresa tras el éxito de dos campañas publicitarias previas.

En el final de temporada, The Wheel, Draper contrata a un famoso publicista dejando de lado a Campbell, y logran una importante campaña para promocionar un nuevo producto "La Rueda" que es un proyector de diapositivas, y es cuando le presentan la campaña a los empresarios y al ritmo de fotografías con los mejores momentos de su vida, Don va diciendo un conciso discurso que creo le pudo haber dado la nominación al Emmy.

Una serie bastante inteligente, no es para todos los gustos, porque es una serie un poco lenta, pero al final te puedes llevar una gran sorpresa con los machos de Madison Avenue (que aparte nos dejó con un pequeño cliffhanger para la segunda temporada)

3 comentarios:

AG dijo...

Hace tiempo que está en mi poder, pero todavía no me he puesto con ella. ¿Será la nueva niña mimada de los críticos después del fin de Los Soprano? Habrá que estar atento...

Sunne dijo...

he escuchado de todo, pero muchos coinciden en que en esta serie no pasa nada. yo por si acaso la veré.

dsm dijo...

es muy recomendable, no tiene la acción de Damages, de hecho es lenta pero es completamente abrumadora