-¿Por qué no grabas tu programa en el TiVo?
-Se estropeó, estamos viendo la tele en vivo, como animales!

Christine Campbell (The New Adventures of Old Christine)

jueves, 10 de septiembre de 2009

Es duro decir adios a una serie

como Pushing Daisies, pero a pesar de que me entristece ver finalizar a una serie que quedará en mi mente por mucho tiempo me ha dejado muy contento, un final que te deja absolutamente feliz...

The Facts Were These...

Pushing Daisies a pesar de que ha finalizado deja mucho para la persona que escribe y cualquiera que haya tenido el placer de ver esta deliciosa pieza de serie. La hermosa historia entre Ned y Chuck llegó a su fin y a pesar de que fue de manera muy prematura, pudimos notar en este bello cuento que siempre se pueden superar las dificultades por más grandes que sean, empezó como muchas, con un amor de niñez donde dos almas gemelas sin llevar demasiado tiempo en la Tierra ya saben que están hechas la una para la otra, y como toda gran historia de amor tiene que haber mucha dificultad, en este caso la separación de ambos, Ned hizo su vida intentando olvidar (o no) a ese amor de joven, hasta que el destino le espera una enorme sorpresa, reencontrarse con su amada una vez más y como si fuera un ardid del mismísimo destino (o como quiera que lo llamen) al chico le es regalado un don que tal vez no lo ayude en principio con su amor pero que provocará volver a la vida a su adorada Chuck.

La serie se desenvuelve en torno a esa historia, pero no solo eso sino a como Ned usa su toque mágico para resolver crímenes con su amigo Emerson, conocido detective privado un personaje que es parte importantísima de la serie al igual que Olive, cómo olvidar sus andaduras por el misterio juntos, además de que todos en busca del amor, claro que esta historia tan dulce no podía ser mejor acompañada de una impresionante gala de colores, formas, cielos, música y demás que hacen a Pushing Daisies en una serie que no puede perderse a cualquiera que sea ser humano, ¿por qué? por ser una serie optimista, con una visión hermosa de la vida y por supuesto al ir tan de la mano con la muerte le da puntos de comedia que la hacen una pieza de arte televisiva ya que no le pide nada a series de otras cadenas.

Lo mejor de todo esto, si todavía no te he convencido, es que puedes ver de tirón todos los capítulos, ya que curiosamente forman 22 capítulos que harían una temporada única y aunque muchos la tachen de cursi, bastante empalagosa tiene dosis de humor negro, muchísimo amor y un final precioso que en vez de dejarte triste por la pérdida te hace recordar los buenos momentos y alegrarte por haber sido partícipe de tan bonito cuento.

No te eches para atrás cuando la veas porque aunque sea un poco repetitiva te darás cuenta de que todo valió la pena y no tendrás que esperar hasta el final para saberlo

6 comentarios:

Joe Marlango dijo...

Hola!

Gracias por tu comentario.

Esta serie está en mi lista de pendientes...

...pero me apetece mucho verla.

jajaja

saludos

satrian dijo...

Estoy aun con la primera temporada pero como Wonderfalls o Dead Like Me, me gusta la forma de hacer las cosas de Brian Fuller, a ver si sale el proyecto de esa comedia junto a Bryan Singer, y tiene más suerte que sus anteriores series, con la audiencia y las cancelaciones.

Xavier Vidal dijo...

No la he visto y cada bloggero dice algo diferente. Cojo tu consejo...

¿Sabes cuantos capítulos tiene en total?

Saludos,.

http://cachecine.blogspot.com

Yorch dijo...

Totalmente de acuerdo.. una pena que sólo tenga 22 capitulos (aunque quizás por eso es más mágica aún).

La serie te envuelve y tiene su personalidad propia.. esos diálogos a toda pastilla entre los personajes.. esos casos rocambolescos, ese narrador!!

Sí, la sigo echando de menos..

Un saludo!

http://yorchseries.blogspot.com/

Un telespectador más dijo...

Yo la sigo echando mucho de menos, que pena me dió y lo que me costó terminar la historia peor que grandes momentos nos ha dejado, y que cariño nos queda hacia esos personajes.

Saludos!

Alejandro A dijo...

xavier, tiene 22 capitulos en dos temporadas, la primera de 9 y la segunda de 13