-¿Por qué no grabas tu programa en el TiVo?
-Se estropeó, estamos viendo la tele en vivo, como animales!

Christine Campbell (The New Adventures of Old Christine)

martes, 9 de diciembre de 2008

Detrás de la pantalla


Ante la escasez uno busca otras opciones, y es Studio 60 on the Sunset Strip (nombre grande como la serie) de las que recuerdo haber tomado cuando la huelga de guionistas estaba en su punto.

Studio 60 es una serie inteligente que salió exactamente el 18 de septiembre de 2006 (el mismo que Héroes y 30 Rock) creada por uno de los guionistas más aclamados de los últimos años, Aaron Sorkin, creador de The West Wing (serie que no me termina de llenar) donde nos muestra lo que hay detrás de un show, en este caso de un late night.
La serie tiene una premisa algo simple, Matt y Danny son escritor y productor respectivamente que viven su vida después de haber abandonado el late night que los vio nacer, Studio 60, ambos tienen prestigio dentro de su círculo y a pesar de los problemas con las drogas de Danny en años anteriores, parece que la vida les sonríe, y les sonreirá más cuando el entonces escritor de Studio 60 tras ser "censurado" con un sketch, decide despotricar en televisión nacional frente a millones de espectadores la porquería y los malos manejos en la televisión americana, es cuando Jordan, recién estrenada presidenta de la cadena NBS (NBC y CBS) decide recontratar a Matt y Danny para encargarse del programa después de la polémica salida de su predecesor.

Esta serie es especialmente maravillosa porque además de contener la siempre crítica dura de Sorkin en sus series (en este caso a los medios de comunicación y su reacción ante el 11S y las guerras), tiene unos momentos de comedia bastante agradables, tiene ciertas veces importantes invitados como Sting, Felicity Huffman o Lauren Graham y es delicioso ver como se hacen las cosas detrás de la pantalla, porque es como si fueramos miembros del staff, operadores de sonido o los actores ya que estamos en el plató, ya sea en el ensayo o en la sala de sonido y además vemos mejor a los actores, guionistas y demás que están detrás de nuestras series o programas favoritos.

Un piloto terrorífico, (de los mejores que he visto) solo hay que mencionar los grandiosos 3 minutos de la serie para que te enganches, Bradley Whitford bastante cómodo en su papel, Amanda Peet bellísima y Matthew Perry decente, además de que todos los demás no están mal, pero pensar que Kristin Chenoweth en la serie cualquiera se puede imaginar lo increíble que pudo haber estado aquello.
A diferencia de The West Wing, Studio 60 es un poco más lenta, sus diálogos siguen siendo rápidos, pero es más digerible, bueno queda en gusto de cada quien, pero me gusta más la segunda que lamentablemente tuvo una única temporada de 22 episodios, infravalorada por el público pero amada por la crítica...

El pozo de los pensamientos seriéfilos: Boston Legal finalizó, y aunque apenas he visto dos episodios de la serie (por culpa de la terrible programación de TV Azteca que además de que la puso en un terrible horario (18 hrs), apenas emitió 2 capítulos y sin avisar la quitó sin justificar, pero lo lamentable es que además de estar emitiendo la cuarta temporada de Grey (atrasadísima), esta emitiendo reposiciones de Grey de lunes a jueves a las 19 hrs, ¡en vez de que pusieran a la gran Boston Legal!, o aunque sea que repitieran Lost que finalizó su tercera temporada aquí el 19 de febrero, y no muchos se acordarán de en que terminó...lástima

2 comentarios:

Sunne dijo...

siempre había escuchado sobre esta serie, yo por suerte tengo en parrilla demasiadas como para ir eligiendo más.jeje

Moltisanti dijo...

Una serie que tengo muchas ganas y por lo que veo te ha encantado!!!

PD: A Boston Legal en España la trataton exactamente igual, un par de capítulos a la mil de la madrugada y hasta siempre...