-¿Por qué no grabas tu programa en el TiVo?
-Se estropeó, estamos viendo la tele en vivo, como animales!

Christine Campbell (The New Adventures of Old Christine)

lunes, 28 de noviembre de 2011

Volver a los vicios

Volviendo un poco a este espacio tan abandonado, vengo a hablar de la séptima temporada de Weeds, tal vez para reinvidicarla, o al menos dar a conocer mis puntos de vista sobre una temporada que me pareció nuevamente frenética, más o menos a lo que nos tiene acostumbrados Nancy y compañía y que a diferencia de muchos de los seriéfilos de los que he leído me ha gustado, incluso me deja mejor sabor de boca que la aburrídisima quinta temporada y la irregular sexta.

Pero entremos en materia, lo que significa SPOILERS a continuación

Después del sorprendente final de la sexta temporada donde veíamos que Nancy se entregaba a las autoridades con tal de salvarse de Estebán, la serie da un salto temporal de tres años (algo que creo agradecer porque no habría mucho espacio para acción por parte de la protagonista) para regresar a la libertad (condicional) pero como nos podríamos haber imaginado ella no está dispuesta a cambiar, aún después de tantas cosas que ha vivido por consecuencia de traficar.

En cambio vemos que Nancy está más que ansiosa por volver a poner en funcionamiento su negocio, al principio no negaré que me parecieron unos capítulos un tanto aburridos, pero a medida que iba avanzando la trama y se iba enrevesando, es como me empezó a convencer, y es cierto como apuntaba Moltisanti que esta temporada hemos visto muchas tramas que al menos para mí hacían que no decayera el ritmo y aunque siento que algunas si pudieron ser más desarrolladas, en parte se agradece que se fueran consumiendo rápidamente porque luego alargarlas demasiado no le ha hecho muy bien.

Esta temporada ha sido la que hemos visto más separada a la familia Botwin, y curiosamente los únicos que estaban en una relación de amor-odio eran Nancy y Silas, ya que ambos estaban emocionados por el nuevo negocio (aunque al principio con la retinencia de Silas) y se vio como empezaron a aflorar las rivalidades, las puñaladas por la espalda y los comentarios duros, y es curioso como (al menos en mi caso) me sigo poniendo en el lado de Nancy, será por el irresistible carisma que derrocha Mary Louise Parker.

Hemos visto de todo y para todos, desde estafas, con Shane en la policía y a punto de hacer caer a su familia, con Andy más insoportable que nunca, Doug un poco menos aunque siento que sigue sobrando y por primera vez en mucho tiempo vemos como Nancy se encuentra preocupada por perder a Stevie, su única interés junto con las drogas y ella misma. Aunque si reconozco que les falto hervor a alguna que otra trama y hacia el final de temporada los cierres fueron algo facilones y nos dejan con el cliffhanger de la casa, uno bastante tramposo (como en la segunda temporada de Damages) con alguien apuntando a Nancy, el fondo negro y un disparo, habrá que ver como nos lo resuelve en la nueva temporada (ya la octava) Jenji Kohan.

Me ha gustado ver a Michelle Trachtenberg además de Martin Short (en un papel muy corto) y destaco nuevamente a Mary Louise Parker, habrá que ver la nueva temporada, aunque hay que reconocer que ya se debería de ir buscando un final de la serie, para que no se prolongue por mucho más aunque a mi me ha sorprendido que a pesar de estar en su séptima temporada siga fresca. In my opinion

1 comentario:

SilyLane dijo...

Hola!! Desde luego está bien leer una opinión de está serie bien argumentada.
Yo, lamentablemente, soy del otro bando. Lo que para mí fue una de las mejores series que se han hecho, pasó a ser una de las que más han empeorado a lo largo del tiempo. Quizá soy algo más benévola, para mí son muy buenas las cinco primeras temporadas. Ves claramente como una familia 100% construida cambia ante una tragedia familiar repentina y como una mujer sola con dos hijos no ve otra salida que traficar. Ahora bien, si lo miras de forma más crítica, ¿no podría haberse buscado un trabajo "normal"? Desde mi punto de vista actual (un recelo cercano al odio hacia Nancy) tan solo es un trabajo que se busca porque no quiere "dedicarse" a un trabajo que le suponga grandes responsabilidades dando estabilidad a la familia.
Al margen de eso, esta muy bien ver como error tras error sale adelante aunque cada vez está más al límite. Poco a poco coges un amplio cariño por la familia, que siguen a la madre incondicionalmente aunque ven como sus vidas pierden sentido.
Para mí la serie debería haber acabado en la floja sexta temporada, tras una huida absurda ella acaba entre rejas (aunque más que protegiendo a Shane, protegiendo su propio culo).
La séptima me ha provocado oscuros sentimientos hacia Nancy y poco respeto hacia la serie. Ella parece estar más que nunca ajena a la ley, puede hacer en esta vida lo que le plazca sin pagar las consecuencias, y no contenta con haber terminado de destruir la ética y la moral de sus dos hijos (recordemos al muy niño Shane, inocente en las primeras temporadas, trastornado por el congelado duelo de su padre, y a Silas, el que no fue capaz de dejar a sus hermanos con una madre irresponsable y trastocada, aunque esto supusiese un no retorno) vuelve a las andadas empeñada en recuperar a su hijo pequeño, quien con su tía podría haber tenido un verdadero futuro.
A parte de todo esto XD vemos como se pueden reír de la policía, del sistema de rehabilitación y de antiguos conocidos a los que Nancy "jodio" bien.
Además vemos como la influencia de Nancy ha hecho que su hijo asesino sea un timador y que el mayor sea un traficante. Todo esto a la vuelta con Nancy ya que el año que pasan sin ella vemos como todos buscan un espacio de normalidad y sueños.
Por eso, hoy no puedo dejar de ver como refrescan una serie donde el egoísmo es el pilar de una familia y donde Nancy demuestra que SOLO SE QUIERE A SI MISMA. Espero que la nueva temporada trate de poner a esta familia los puntos sobre las ies, entonces, y solo entonces podré encontrar un sentido a este sin sentido.
Un saludo!!
PD siento la longitud!